domingo, 17 de enero de 2010

Ha quedado inaugurado el año

Ha quedado inaugurado el año 2010, se dijo a sí mismo don Tino, en víspera de Reyes, justo cuando se conocía que la afiliación a la Seguridad Social estaba en los 18 millones de personas y que los desempleados rondaban los 3,9 millones, si bien el proceso de destrucción de empleo empezaba a ralentizarse, lo cual es un buen dato en sí mismo.

Hombre realista como es, debió sospechar que el año no iba a ser un camino de rosas pero la realidad es más cruda que la sospecha. El día 6, como regalo real – de realidad, no de realeza – recibía una patada en las mismísimas. El periódico Público, que no parece de derechas, le obsequiaba con una andanada en uno de sus blogs con el sugerente título “Corbacho no dimite. ¿Sorprendidos?

El bloguero admite que “sería injusto culpar a Corbacho de este agujero sin fondo” que es el paro, “aunque convendría detenerse en el papel del ministro”. Y añade “si no cabe reprocharle que el número de parados se haya multiplicado prácticamente por dos desde 2008 ni tampoco atribuirle mérito alguno cuando la recuperación del empleo se produzca, sería muy interesante que alguien explicara en qué consiste su función, más allá de mantener al día las estadísticas, llamar a los interlocutores sociales para recordarles la hora de las reuniones y contestar al gobernador del Banco de España cuando se pone pesadísimo con eso de las reformas estructurales”.

El mensaje del bloguero es que si las cifras de paro van a seguir subiendo independientemente de lo que haga o deje de hacer el ministro a qué espera éste para irse a su casa.

Bien, aceptemos la hipótesis de trabajo. Don Tino dimite y se vuelve a l’Hospitalet o a la Diputación y al Palau Sant Jordi si le hacen hueco. ¿Y luego? Zapatero nombra a otro ministro para que haga ¿qué? ¿Qué puede hacer un ministro de trabajo para CREAR empleo? Si alguien tiene una idea eficaz, que la diga, a mi no se me ocurre.

Salvo que la sugerencia sea que fuera Rajoy quien proponga el titular, en cuyo caso ya se conocen las prioridades y no parece que pasen por la defensa de los derechos adquiridos por los trabajadores.

No está en mi ánimo erigirme en abogada defensora de don Tino, que las encontrará mejores sin duda, y añado que considero imprescindible y saludable la crítica a los cargos públicos, tan mal recibida siempre. Pero entre la crítica y el pim pam pum hay un trecho. ¿Qué puede hacer un ministro de Trabajo en tiempos como éstos? Por ejemplo, negarse a las pretensiones de don Díaz Ferrán de bajar cinco puntos las cotizaciones a la Seguridad Social que hubieran puesto en riesgo las pensiones futuras. Un ministro de Rajoy, probablemente, no lo hubiera hecho. Y tampoco hubiera intervenido mucho más eficazmente en rebajar las estadísticas de paro.

Así, ¿Nadie tiene la culpa de la destrucción de empleo? Pues sí: quienes han creado, alentado, sostenido y defendido, y además se han beneficiado, de una estructura productiva que prima la especulación sobre la producción. Quienes han transformado las plusvalías de los años de bonanza en yates y casoplones en vez de en mejorar la productividad. Quienes han aprovechado la inmigración para precarizar el empleo… (La columna de Joaquín Estefanía en El País de hoy apunta en la misma dirección, no es que yo sea una maniática).

Item más, ¿Qué puede hacer don Tino o cualquier otro ministro de Trabajo en el ejercicio de su cargo? Pues, a mi manera de ver, establecer las condiciones para un buen entendimiento entre los agentes sociales que permita alcanzar acuerdos sociales equilbrados y crear estructuras laborales eficientes, de manera que se garantices los derechos sociales de los trabajadores sin que carguen excesivamente los costes empresariales. Acuerdos que resultan harto difíciles cuando una de las partes, como ha ocurrido recientemente con el mister de la Ceoé, se dedica en sus ratos de ocio a apalear las partes nobles del ministro de turno.

Como se ve, a don Tino le están dando la apertura del año. Menos mal que pudo asistir al concierto de inauguración de presidencia en el Palacio Real, que me iba hecho un pincel. Una breve recompensa para lo que le esperaba. Proseguirá…

2 comentarios:

Cruela dijo...

Recuerdo la canción de Bonie Tyler la de loving you is a dirty job but someone has to do it....
Pues eso que a DOn tino le ha tocado el trabajo jodido y cómo dices no tiene respuesta ni solución pero no creo que nadie la tenga y es lo jodido... hombre puede decir que estamos mejor que en Haiti que total sería cierto
Besos

Anónimo dijo...

[url=http://www.ganar-dinero-ya.com][img]http://www.ganar-dinero-ya.com/ganardinero.jpg[/img][/url]
[b]La mejor web sobre ganar dinero[/b]
Hemos encontrado la mejor pagina web en internet de como trabajo casa. Como nos ha sido de interes para nosotros, tambien les puede ser de interes para ustedes. No son solo metodos de ganar dinero con su pagina web, hay todo tipo de metodos de ganar dinero en internet...
[b][url=http://www.ganar-dinero-ya.com][img]http://www.ganar-dinero-ya.com/dinero.jpg[/img][/url]Te recomendamos entrar a [url=http://www.ganar-dinero-ya.com/]Ganar dinero[/url][url=http://www.ganar-dinero-ya.com][img]http://www.ganar-dinero-ya.com/dinero.jpg[/img][/url][/b]