jueves, 12 de agosto de 2010

No me gusta que me engañen


No ando yo muy puesta en materia de música actual. Mi chico dice que el rap ha matado al pop y empiezo a compartir su opinión.

Quiero decir que no soy fan de Eminem y tampoco de Rihanna. Lo cual no me impide conocer algunas de sus andanzas. Sé, por ejemplo, que Eminem es un broncas y que Rihanna ha sido víctima de una historia de violencia machista a manos de su novio del momento, un tal Chris Brown, cuyos encantos desconozco.

Según acabo de leer, Eminem y Rihanna protagonizan un tema musical sorprendente: Love the way you lie (Me gusta cómo me engañas). El vídeo promocional del temita abunda en imágenes de violencia entre la pareja con el estribillo “me hace daño, me da placer”.

Los gustos y las perversiones sexuales de cada cual pertenecen al área de lo privado y no seré yo quien opine sobre la materia en tanto permanezca en ese estricto ámbito. Pero hay cosas con las que no debe jugarse. La violencia machista es una de ellas.

La música en general y el pop en particular tienen una influencia decisiva en la construcción de pautas sociales. Cuando un cantante famoso lanza un tema está, en primer lugar, vendiendo un producto pero, al mismo tiempo, está vendiendo un mensaje. Esto es lo que a mí me gusta, chicos, viene a decir. Esto es lo que funciona, esto es lo guay, este es el modelo.

“Un juego de amor, sexo, violencia y mentiras que colocó en pocas horas la canción y el videoclip en lo más alto de las listas”, añade la reseña del periódico.

Eso es lo terrible. Millones de chicos y chicas con el cerebro maleable se alimentarán en las próximas semanas de ese mensaje: me gusta cómo me engañas, y acabarán considerando normal que la pareja se líe a guantazos para expresar sus sentimientos.

No, el amor que implica violencia, no es amor. El amor que miente, no es amor. El amor que implica sometimiento de uno a otro, no es amor.

Rihanna es una pobre chica, por muy famosa y multimillonaria que sea y Eminem es poco más que un hortera machista, por muchos que sean sus ripios.

Y yo me siento un poco moñas de tener que repetir la misma canción una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez…

4 comentarios:

BET dijo...

Totalmente de acuerdo contigo.
No me ha gustado nunca este chico, ya el primer video que vi de él era muy parecido a este, también cantaba a duo con otra cantante, que pena que tenga tanto éxito !
En cuanto a ella, también pienso que es una pobre chica.

Besos !

Pilar dijo...

El amor no es violencia, pero cada vez parece más díficil explicarlo cuando se vende envuelto en modernidad, si asegurara que es una maniobra de la entente machista del mundo unida, pensarían que soy paranoica, pero realmente me resulta muy dificil entender que un mensaje tan insano como este se apoye y divulgue, ¿nadie en todo el proceso de producción y venta de este lamentable producto tiene una hija o un hijo y les desea una vida libre de dolor y violencia?

Me estoy volviendo vieja y refunfuñona. Cahis!!!

Uma dijo...

Pues no he visto el video voy a buscarlo ahora...pero estoy 100% de acuerdo contigo...
Estoy de acuerdo en lo de vender el modelo y que ahora parece que lo guay es sobrepasar limites...pasa lo mismo en los programas de la tele...¿soy la unica que piensa que en todos se hace apologia de la chavacaneria y se muestra una actitud muy permisiva a las drogas y a la incultura??
no se yo estoy descontenta en general con los modelos que se están generalizando en la actualidad....
besos

La de la tiza dijo...

Bet: demasiadas pobres chicas, para mi gusto.
Pilar: ni vieja ni refunfuñona, realista, nena. Y encima, romana. Que no te oiga una queja, ¿eh?
Uma: a ver si un día de estos aprendo a subir vídeos para que no tengas que buscar. A mí también me parece que hay exceso de horterez, permisividad y burricie. En términos generales, sin descender a lo particular.