domingo, 26 de febrero de 2012

Depresión post parto


Estoy deprimida. Es lo que pasa por estar tanto tiempo entre humanos. Te contagian sus neuras.

Mi humano alfa, que hace gala a tal definición de forma redundante: es muy humano y muy alfa, le pregunta a veces a la humana.

- ¿Crees que la Poe es feliz en esta casa?

- Motivos tiene para serlo, que vive como una reina mora, pero si quieres la llevamos a un psicólogo a ver que dice, responde ella con la mala sombra que le caracteriza.

Yo les oigo y así voy conociendo la naturaleza humana, que me río yo de la evolución de la especies. Pero mira por donde, ahora resulta que caigo en lo mismo que tantas veces he criticado para mis adentros. Estoy deprimida, sí.

Deprimida y temerosa, creo. Llevo toda la semana sola en casa, ya ven en qué he quedado. Mis humanos no han aparecido más que para dormir. Por la Niña, claro. La Miss ha estado toda la semana en el hospital curándose la cicatriz de la tripa hasta el sábado que le dieron el alta y se fueron a su casa. Allí que se fueron también los santos padres vascos y mis humanos con la intención de tomar posesión de la Niña. La Miss los recibió con esa sonrisilla entre conejo de campo y greta garbo que ella pone, los sentó en el salón principal de la casa, les ofreció de beber y, ya caldeado el ambiente, les soltó:

- Nos alegramos mucho de veros juntos porque así no tenemos que repetirlo. En esta casa sois siempre bien recibidos y nos alegra veros pero que sepáis que para cuidar de la Niña estamos sus papás, vosotros podéis venir de visita cuando queráis pero la Niña tiene un horario que es sagrado y no se puede entrar en su habitación a cualquier hora.

El Heredero no abrió la boca. Los demás, tampoco. Mi humano tiene una habilidad que yo admiro mucho pero que a la humana le pone de los nervios: escucha, no pía y luego hace lo que se le pone. En consecuencia, cuando la Miss terminó su discurso se levantó, se fue a la habitación de la Niña y se quedó el tiempo que quiso. Luego volvió al salón como si tal cosa e informó a los presentes.

- La he puesto el chupete porque parece que tiene hambre.

- No puede tener hambre porque acaba de mamar y el chupete lo tenemos en previsión de necesidad extrema, no queremos que se acostumbre porque luego le salen los dientes malformados, respondió la Miss.

- Habrá mamado pero se rebullía en la cuna como que tuviera hambre, con el chupete se ha quedado tranquila. Y ahora mismo no le van a salir los dientes… arguyó mi humano, que se ha tomado muy a pecho la condición de abuelo.

- Bueno, pero procura dejarla descansar en su habitación, refunfuño la Miss.

- Claro, claro, si ahora descansa mejor y sólo la he cogido un momento.

- ¿La has cogido en brazos?, bramó la Miss.

- Solo para darle un achuchón y que sintiera el calor familiar, explicó mi humano.

Todos menos él se han cogido rebote con la Miss y, por extensión, con el Heredero. Mi humana todo lo filtra a través de la psicología, porque ella se relaciona mucho con sus amigos argentinos, así que ha llegado a casa y ha hecho un diagnóstico de precisión.

- La Miss se cree que es la primera mujer que ha parido y el Heredero nos ha salido calzonazos, ya ves tú.

Los santos padres deben de estar bramando. A todo esto, que Ignacio quería chico. No se atreve a decirlo porque mi humana le brearía pero es de los que piensan que las mujeres, incluidas las suyas, son género de segunda categoría y para sus negocios él quiere material de primera. Por eso, anda como remolón. Está contento, claro, porque es su primera nieta, pero nada comparado a que hubiera sido chico.

Gigi había comprado a la Niña ropa suficiente como para poner una sucursal de Prenatal. Pensaba que iba a ocupar su tiempo jugando a abuelas y nietas y su hija le ha chafado el plan.

Mi humana se había hecho ilusiones de hacer de la Niña un modelo infantil a su imagen y semejanza. Todos se han encontrado con Agustina de Aragón defendiendo a su cachorra como si se tratara del Sitio de Zaragoza.

- Se le ha puesto la hormona de punta y está como una leona defendiendo a su cachorra, concluye mi humana.

Toda la semana sola en casa, sin nadie que me dirija la palabra y hoy vuelven y me ignoran absolutamente. No hay más tema de conversación que la Niña y me temo que la historia no ha hecho más que empezar.

Así que no les preguntes por nada de lo que suceda en el mundo. Podría desencadenarse la tercera guerra mundial y no se enterarían. Me he quedado con las ganas de saber con más precisión qué ha ocurrido esta semana en Valencia. Por qué no hay dinero para calefacción en los colegios en el mismo lugar que sí lo hay para organizar grandes acontecimientos deportivos. Por qué cuando los estudiantes se quejan les zurran a ellos en vez de zurrar a los responsables del presupuesto. Por qué el responsable de la zurra considera enemigos a los estudiantes, cuyas familias pagan los impuestos que costean su salario, y no a quienes despilfarran el dinero. Por qué todos critican la zurra a los estudiantes pero nadie cesa a quien ordenó zurrar.

Por eso estoy deprimida. Estoy sola, nadie me hace caso y no entiendo lo que ocurre. Y, para colmo, soy la única que no conozco a la Niña, no han tenido el detalle de traerla para que la viera.

16 comentarios:

Uma dijo...

Dile a tus humanos que en mes y medio los abuelos podrán hacer y desacer casi a su antojo,pero que también tienen que entender que los padres de ahora somos muy leidos para asuntos psico-pedagogicos y además hemos dejado esto de la mater/paternidad para tan adelante que queremos absorberla por completo...
como te digo! en un es les dejarán cambiar pañales, cuidar, malcriar etc... ahora que echen manitas con la comida...
Besos

Uma dijo...

deshacer, perdón.

Ellyllon dijo...

Se deforman los dientes?
La mía utiliza chupete desde la misma noche de nacer y jatetú nunca lo ha llevado de día. Siempre sólo para dormir y tiene unos dientes preciosos!!!!??

Qué desfachatez que no te la hayan presentado.

Dile a tus humanos alfa de mi parte, que los padres no saben lo q tienen con los abuelos. Te lo dice la q no tiene pa echar mano de ellos para nada.

Beso Poe!

Ellyllon dijo...

Se deforman los dientes?
La mía utiliza chupete desde la misma noche de nacer y jatetú nunca lo ha llevado de día. Siempre sólo para dormir y tiene unos dientes preciosos!!!!??

Qué desfachatez que no te la hayan presentado.

Dile a tus humanos alfa de mi parte, que los padres no saben lo q tienen con los abuelos. Te lo dice la q no tiene pa echar mano de ellos para nada.

Beso Poe!

Tita dijo...

La miss, como bien dice tu humana, tiene las hormonas de punta, y complejo de leona. Como dice Uma, en un mes delegará tranquilamente pañales mil, seguro.

Mientras no haga ninguna lo que la suegra de mi hermana: se presentó a los 5 días de recién parida, a sujetarla a la niña, así mi hermana podía limpiar y cocinar tranquila!!!!

Ay Poe, todo lo que tenéis de independientes los gatos, lo tenéis de depresivos en cuanto desaparecen los humanos del mapa....

Sobre lo de la calefacción...me temo que así comenzó la revolución francesa, cuando aquella pajarraca dijo que si el pueblo no tenía pan, que comiera pasteles. Va a ser que los de Valencia no se han enterado: si no hay calefacción en las aulas, iros de excursión a la Ciudad de las Artes, o a ver la maqueta de los 15 millones...¿De qué se quejan, si encima tienen Fórmula 1?

Desagradecidos.....

Tita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pilar dijo...

Poe, hazme un sitio, que yo tampoco lo entiendo y ni siquiera tengo una buena y preciosa excusa ;(

IRMA dijo...

Querida Poe,

No se me ocurre qué decirte salvo que lo lamento muchísimo y que tú no puedes deprimirte porque eres un ejemplo para todas nosotras.

¿Has probado a plantarte en la puerta maullando como una descosida cuando hueles a tu humano llegar a casa? ¿has probado a dejarle tu juguete encima de su lado del sofá para que se acuerde de tí? ¿te has hecho la mimosa con él? (con tu humana casi mejor yo no intentaría nada). No te aconsejo que dejes de comer, rara vez funciona y como mucho te cambiarán la marca de comida y si esta te gusta la habrás perdido para siempre.

No sé, ten paciencia, son humanos grandes, pero casi siempre se comportan como cachorros. Estos no sobrevivirían ni dos días en la naturaleza, no tienes que ver la cantidad de cacharros tontos que necesitan para sobrevivir (¡si ni siquiera tienen pelaje, por favor!)...

Lametones afectuosos,

Tigris

ODRY dijo...

Cuando yo tuve a mis hijos lo primero que hice al llegar a casa fue presentárselos a Luna, mi pastor escoces, ella los cuido mejor que la Nana de Peter Pan, hasta se tiraba por el tobogán para protegerlos y que no se les acercara nadie.
Por eso creo que es un error que no lo hayan echo contigo, tu te mereces más.

Un besote.

Poe dijo...

Uma: no sé si eso me tranquiliza mucho. ¿Cree que podríamos regalar la Niña a otros abuelos?

P dijo...

Ellyllon: en un programa de la tele dijeron que sí, los chupetes deforman los dientes, por eso hay que poner tantos brackets. Y sí, son unos desconsiderados.

Poe dijo...

Tita: qué cosas más sensatas y bonitas dice usted, no como mi humana, que cree que más que independientes es que soy autista...

Poe dijo...

Pilar: ya me gustaría, ya, compartir mis penas con usted

Poe dijo...

Querida Tigris: desde que apareció la Miss en esta casa lo he intentado: maúllo lastimeramente, (no disimulo, es de pena); le dejo mi ratón encima de la cama (¿Qué es esto tan asqueroso?, dice mi humana al encontrarlo); le ronroneo el bajo de los pantalones (todo lo más, me dice: Hola, Chitipoe, que me pone de los nervios). Sobre la comida, creo que estoy perdiendo el apetito. Es la depresión post parto, creo. Verte por aqui, una alegría, compañera.

Poe dijo...

Odry: eso digo yo. Qué error, qué inmenso error.

Valdomicer dijo...

Queridísima Poe:
Ayer me acordé de tí.
Estaba con mi nieta cuando se nos acercó Willy a recibir sus caricias de rigor en el lomo. Mi nieta también quiso "acariciarlo" tirándole de los pelos y arrancándole los bigotes. Willy lo soportó estoicamente y cuando se hartó, saltó al suelo y se fue tranquilamente.
Se que esas cosas duelen y él sabe que esa es la forma que tiene la pequeña de mostrarle su cariño.
Y se que tu vas a subirte al sofá cuando esté la cachorra y que vas a sufrir estoicamente un par de tirones de pelo.
Ya verás.
Aprovecha el fin de semana que se de buena tinta que tus humanos alfa van a estar bastante ocupados.
Caricias en el lomo.