miércoles, 26 de mayo de 2010

Los comediantes


Cerca de mi calle hay varias escuelas de teatro. Alguna de mucho relumbrón, de esas que frecuentan actrices y actores que salen en el papel couché. Una de ellas manda al alumnado a hacer prácticas a la calle.


De vez en cuando, sea verano o invierno, un grupo de jóvenes alumnos se pasea por el barrio ataviados con disfraces a cual más peregrino: tomates, naranjas, toreros, novios, damitas románticas, pilinguis, así un largo etcétera.


En verano, en la plazoleta bajo mi casa, de la que ya he hablado, montan una playa imaginaria. El espectáculo anual ha tocado esta tarde. Por lo que puedo colegir, los actores tratan de incorporar a los transeúntes a su farsa, con escaso resultado, por lo general.


Sólo recuerdo una excepción, la de un grupo de supuestas lumis con un vejete del barrio que debió creer que la providencia le había hecho un milagro ese día, unas chicas tan jóvenes y tan monas empeñadas en llevarlo al huerto.


El hombre se puso a hacer cucamonas en la vía pública y luego no había modo de hacerle entender que aquello era una representación. Él estaba empeñado en pasar a mayores. La sangre no llegó al río porque se trata de gente con recursos pero al hombre se llevó un sofocón.


Por lo general, la gente mira sorprendida las escenas que los actores montan en plena calle y pasan de largo con una sonrisa. Sabedores de que aquello tiene truco. La gente es más lista de lo que algunos creen. Más lista que algunos de los senadores que ayer montaron una barahúnda de no te menees a la voz de Zapatero dimisión. Un show mediocre, pero show.


Los senadores, conviene recordarlo, se sientan en la Plaza de la Marina Española en virtud de un mandato que les otorgan los ciudadanos bien directamente, en las elecciones legislativas a través de la urna del Senado, bien mediante designación de las comunidades autónomas. Quiero decir que no están por su cara bonita sino por delegación. No por sus méritos sino en representación de quienes los hemos elegido.

No quiero ponerme estupenda pero si yo escojo a alguien para que represente mis intereses políticos lo menos que espero es que sea educado. De paso, le pido que cumpla lo que prometió en el programa electoral que para eso le di el voto pero, en primer lugar y condición sine qua non, que no me ponga en evidencia ni me saque los colores.

Mejorando lo presente, si me invitan a un sarao cuando tengo que estar pasando los papeles a don Tino y paso la invitación a una amiga, lo menos que puedo esperar de ella es que sepa comportarse y no que vaya a la fiesta y se haga pis en el comedor del anfitrión.

Ya he dicho en alguna ocasión, y por si acaso lo repito, que no he votado nunca al PP y no tengo la menor intención de hacerlo pero verlos ayer en sede parlamentaria comportarse como auténticos hooligans me produce un poco de dentera. ¿A qué colegio han ido estos chicos? ¿Nadie les ha enseñado un poco de urbanidad? Tan fisnos para algunas cosas y tan groseros para otras.

Conste que no me parece mal que le digan al presidente lo que tengan por conveniente. Muy al contrario, es allí y en el Congreso donde creo que deben decirle, a + b, lo que hace mal y cómo ellos lo harían mejor. Pero montar un pollo tipo guardería, francamente, ya estoy un poco mayor para esos espectáculos.

Para no mencionar que los senadores, como los diputados, se levantan mensualmente una pasta gansa que sale directamente de mis impuestos y que ayer no se ganaron. Si yo tuviera autoridad real, les descontaba a todos el equivalente a un día de salario. Y, de paso, les hacía copiar cien veces: Buen porte y buenos modales abren puertas principales.

Y, al terminar, una ducha de agua fría para templar los ánimos. Que ya le he cogido yo la medida a los tiffosi.

10 comentarios:

Tita dijo...

Toda la razón tienes, fue verdaderamente irritante y bochornoso que se permitieran todos el lujo de gritarse. Y no es porque no vote al PP, que jamás lo hago ni lo haré aunque no hubiera otro, es que a mí me han enseñado que las críticas han de llevar la solución por delante.

Y si no, se callen y no estorben.
Qué ganas de poder tienen ¡por dios! Es dantesco

Cruela dijo...

No vi el show del senado, sólo unos trozos en el telediario y sí desde luego daba vergüenza ajena....
como bien dices lo que se trata es de buscar soluciones no montar un circo para que nos crezcan más enanos...
Pero esta mañana en PPmadrid, en el programa de la Del Valle que se rueda en el Bellas Artes, estaba un joven de cara de abofeteo de libro llamado DAVID PÉREZ, portavoz PP Asamblea de Madrid, y MARU MENÉNDEZ, portavoz PSOE Asamblea de Madrid
El Davidiano en cuestión era in so por table, amen de que tenga razón o no daba igual porque este chico no conoce los buenos modales y no deja ni sabe hablar... sólo interrumpe a su contertuliano y grita sus opiniones.... peor que en Tombola..

Soy de izquierdas, como no puedo votar por ser extranjera, no soy de ningún partido... sólo sé que si pudiese y por mucho que el PSOE no se esté luciendo que se diga, jamás votaré al PP por tener entre sus filas gente de esta calaña, y por tener una remanente facha que no se quita ni con 35 años de democracia... no puedo con ellos en serio, y no soy la única... muchos amigos míos de fuera me comentan lo mismo...

Besos

Uma dijo...

que chulo el espectaculo callejero no??
el otro no tanto!

Ellyllon dijo...

y luego me llaman paparazzo porque tomé dos fotos con el movil a una mujer con calcetas y falda... amos hombreya!!! jajajajaajaj

Me encanta el ambiente de tu plazoleta.
El de la otra plaza, que ayer parecía Las Ventas, es horroroso.

No hay partidos ni líderes con cabeza en vez de estómago?????
En fin...

Un besico
Elly

La de la tiza dijo...

Tita: no me explico cómo los votantes peperos no les dan un toque, que también los habrá educados y respetuosos, espero.
Cruela: creo que se está reproduciendo un prototipo como David Pérez, maleducado, broncas, chulesco, falto de argumentos, y otro prototipo como Maru, bienintencionada, pero un poco tontolhaba. Y así nos luce el pelo.
Uma: sí, chulísimo. Mi madre dice que en mi casa, basta con asomarse a la terraza y no necesitas más entretenimiento. Lo malo es cuando el espectáculo no baja el telón a tiempo.
Ellyllon: ya ví tus fotos de los calcetines. Que me recordaron un temor mío que me viene con frecuencia: el de ir en zapatillas de casa. Muchas mañanas que salgo a la calle en stand by con el piloto rojo y, de repente, voy a entrar al metro y me pregunto ¿me puse los zapatos? Ese segundo de escalofrío me recordó a la mujer del carrito.

Pilar dijo...

Gracias por el huequecito en tu balcón para ver a el espectáculo tiene que ser divertido.

Sobre el otro espectáculo, ¿que quieres que te diga? A Aznar, le sirvió aquello de Váyase!!, y las groserías que hizo desde entonces no conocieron límite ni nacional ni internacional, y estos están criados a sus pechos, penoso, pero no más que poner la radio que te asalten algunas emisoras, que mientras más beatas más salvajes, parece que las buenas maneras han cambiado de bando.

Y despúes se sorprenden de haberse convertido en una preocupación ciudadana.

BET dijo...

Que bueno el espectáculo callejero ! que plaza mas animada !

No vi el otro, por lo que leo fue lamentable, mal vamos ...

Besos !

La de la tiza dijo...

Pilar: yo también creo que con Aznar se produjo una inflexión y vuelta a atrás. Se perdió el respeto pactado durante la transición, de que podíamos creer cosas distintas pero no éramos enemigos.
Aznar y los suyos crearon una frontera, de un lado ellos - los patriotas, los listos, los guapos - y de otro, todos los demás. De esos polvos nos vienen estos lodos. A mí me dan un poco de miedo.
Bet: te digo como a Uma, animadísimo, lo malo es cuando nos obsequian con sesión continua.

Valdomicer dijo...

Me pilla un poco viejo; pero me entran ganas de comprarme el disfraz de Arlequín o Pierrot, o Pantaleón, incluso el de Colombina y bajarme a esa plaza a comediar.
O el de Leandro, Crispín, Policinela.....

La de la tiza dijo...

Viejo, dices. Viejo es Neptuno y ahí le tienes, en mitad de la plaza de Cánovas del Castillo.
Anda, que no tienes papeles para representar. Si te animas, avisa que saco la cámara y cuelgo la foto.