martes, 7 de septiembre de 2010

De tribulaciones y mudanzas

Eso de que en tiempos de tribulación no hacer mudanza debía de ser en tiempos de Ignacio de Loyola. Ahora, cuanta más tribulación, más mudanza.

Está doña Esperanza de los Gürteles con el agua al cuello por doquier, que abres una alcantarilla en cualquier pueblo de la Comunidad y te salen tres subvencionados y cuatro facturas falsas. Risueña, eso sí, porque al enemigo, ni agua y ella no da un gusto gratis a la oposición. Sólo faltaba. Pero la procesión va por dentro.

El último marrón que se ha comido la presidenta es la sentencia que condena al presidente del Consejo Asesor del Observatorio sobre la Violencia contra las Mujeres, un tal Neira, por conductor ebrio. No porque le invitara a beber antes de que lo pillaran haciendo eses en la carretera al volante de un coche de lujo – un BMV- sino porque al presidente lo nombro ella.

¿Quién es el tal Neira? Un señor que se dio a conocer cuando entró en coma después de que los servicios de salud de la Comunidad de Madrid le hubieran dado de alta tres veces susesivas sin detectarle ningún daño tras una disputa con otro individuo que le tiró al suelo. Así es cómo supimos que existía un Neira y que era profesor. A fuerza de oir a su mujer denunciando el mal funcionamiento de la sanidad madrileña que no había sido capaz de detectar el daño que su marido había sufrido en el cerebro y de conocer que su intención era llevar a los tribunales a la Comunidad por el mismo mal funcionamiento del servicio.

Luego se supo que en el origen de la disputa estaba la reacción de Neila al ataque de su agresor a una mujer. Inmediatamente, salió la lideresa a cantar las virtudes cívicas del agredido y, sin perder un minuto, le colmó de medallas, distinciones… y de una pequeña canonjía: la presidencia del dicho Consejo Asesor.

A partir de ese momento, ni una palabra más sobre mal funcionamiento o deficiencias de la sanidad madrileña, como nunca más se supo de la anunciada denuncia por parte de la familia.

Sobre ese punto de partida, los medios de comunicación levantaron un altar y sobre él colocaron al pobre profesor. Su evolución del coma a la normalidad fue radiada casi en tiempo real, un día y otro. Su salida del hospital, multitudinaria. En su recuperación le acompañó la simpatía popular.

Así siguió hasta que Neira tuvo oportunidad de hablar. Y empezó a lanzar por su boquita denuestos a diestro y siniestro de un matonismo que daba pavor. Le cogió gusto a los micrófonos y no se perdió tertulia u oportunidad de declararse partidario del uso de armas de fuego, entusiasta de la dictadura, denostador de la democracia y lindezas similares. Todo ello trufado de un tufillo machista que echaba para atrás.

La simpatía inicial se tornó primero en sorpresa y luego en estupor. Sus modos nada tenían que ver con la tolerancia ni con el compromiso con la igualdad y la no violencia que se supone a alguien en su cargo.

Nadie sabe lo que pasa por la mente de otro ser humano pero, visto desde fuera, se diría que el profesor se creyó el personaje que le habían creado a medida y se fue creciendo ante los focos. No ha dejado títere con cabeza.

En esas le ha pillado la guardia civil haciendo eses. Dice que apenas había bebido alcohol pero que lo que tomó era contraindicado con las medicinas que estaba tomando. Pasemos por alto que si uno sabe que la medicación impide beber, no debe hacerlo. Lo que no causa la medicina es el índice de alcohol en sangre. Y en esa medición, él triplicaba lo autorizado.

En el juicio que ha seguido a su detención el tipo ha aceptado la condena por conducir bebido pero a la salida se ha mantenido gallito y echao p’alante. Genio y figura, ha añadido que si Esperanza tiene lo que hay que tener que lo cese.

Los palmeros de la presidenta se apresuraron a anunciar que ya tenían pensado suprimir el Observatorio de la Violencia contra las Mujeres para ahorrar gastos. La presidenta ha puntualizado hoy que lo que va a suprimir es el Consejo Asesor, que Neira preside.

Nacho Escolar analizaba hoy, con el tino que suele, el uso y abuso al que tan dados son algunos políticos con quienes sufren o gozan de una fama sobrevenida. Juguete roto, le llama. Yo creo que tiene razón.

6 comentarios:

Valdomicer dijo...

¡Qué descansada la vida la del que huye del madridnal ruïdo!.
¿Por qué no abandonáis toda esperanza?.
Una de las virtudes que tiene el alcohol es que hace olvidar.... el número exacto de copas que te has bebido.
Miserias.......

Pilar dijo...

No he encontrado referencia a las posturas que el serñor Neira defendía antes de sus grves lesiones, por lo que no puedo saber si su radicalismo de ahora le es de siempre, o ha sido procado por el trauma el postrauma el caldo de cultivo en el que ha vivido desde que salvó la vida, pero en cualquier caso, ni quien sufrió daño imprevisibles al defender a una mujer (que se hizo una pasta diciendo de todo, menos gracias al defensor, de las televisiones menor no hablamos, hoy al menos) debe ser encumbrado a un cargo público de "experto" por ello, ni la madre/padre de una victima infantil de barbarie/violencia puede erigirse en "experto" en derecho penal del menor.
Parece que necesitamos símbolos y cualquiera nos vale, que la masa adocenada por tanto sálvame aclame a quien sea, pase, pero que los políticos (?) por un par (cientos) de votos lo animen, tiene delito.

Como a la cama llego andando creo que me voy a dar a la bebida.

Uma dijo...

Tienes razón en que ese hombre fue muy majo mientras estuvo en coma..pero luego....en fin! para mí lo peor es lo de ponerse gallito y no reconocer publicamente el error, lo de decir que no va a dimitir pq su conducta es "eticamente intachable"...JILIPOLLAS!!!
besos

Cruela dijo...

Uf Neira...
ya dejé entrever lo que pensaba de él en mi post.. a mí de siempre su mirada entre mesiánica y alterada siempre me produjo pavor.
La Espe como siempre tiene unos cojones y una soberbia que hacen de ella un baluarte del caciquismo
no la puedo tragar...
en fin
que nos espera un año movidito y al final siguen los mismos de siempre, un ascazo
Besos

Tita dijo...

A ver, que me he perdido ¿dices que este hombre EXCLUSIVAMENTE está en dirigiendo el observatorio de violencia de género porque pegó a otro hombre que estaba maltratando a una mujer?

Andehemosllegao!!!

Y la Espe justificando que al volante todos tenemos infracciones.

Con esa filosofía, nunca nos quitaremos los muertos de la carretera de encima....

No os hacéis una idea de la dentera que me ha dado esta noticia...de verdad. Sólo pensar en cruzarme con este señor me dan nauseas...y no del embarazo.

Abrazos Tiza

La de la tiza dijo...

Valdo: especialista en poner los dientes largos al personal desde su particular retiro de Yuste...
Más quisiéramos algun@s que perder para siempre a "esa" Esperanza. Pero no sé, no sé.
Pilar: la cuestión de fondo, a mi modo de ver, es por qué los políticos están tan dispuestos a hacerse la foto y a utilizar a gente "reina por un día" y son tan reacios a rentabilizar los esfuerzos de quienes tienen una trayectoria coherente. Salvo que piensen que los espontáneos son fácilmente manipulables y los trabajadores pueden hacerlos sombra.
Uma: el hombre sigue con sus declaraciones a cual más llamativa. Hoy ha dicho que si tiene que dejar de beber prefiere morirse. Se ve que es de la cuerda de Aznar, que a ver quién les va a decir a ellos si quieren beber antes de conducir.
Crue: no sé cuántos cojones tiene la Espe pero chulería, por toneladas.
Tita: me hago una idea porque yo no estoy embarazada - vamos, creo que no y si lo estuviera lo ibáis a oir en el telediario - y tengo la misma sensación. Creo que Escolar lo describe muy bien. Un juguete roto. Una técnica muy española, por otro lado, encumbrar a gente sin mérito y cuando está en lo más alto, dejarlo caer para que se estrompe...