viernes, 3 de septiembre de 2010

El día de las alabanzas


Hoy ha sido un día de esos que quedan en la memoria del misterio…ni. Como cuando se dio el rebote el ministro Pimentel, que también era viernes, o como cuando aterrizó Zaplana, una cosa así.

Al llegar al trabajo, ya sabíamos por la radio que el jefe se daba el piro. Quiero decir, teníamos constancia de que el camino de no retorno era breve. Aunque ya sabíamos hace meses que lo suyo no iba a durar mucho.

Yo, no es por tirarme el moco, pero lo sabía desde el lunes cuando volvieron los almogávares, o séase, las tropas de oficiales catalanes. Venían demasiado contentos y locuaces como para ser natural. Más aún si tienes en cuanta que volvían de sus vacaciones, que nunca es motivo de algazara.

Llegó el jefe saludando a diestro y siniestro. ¿Qué tal sus vacaciones? ¿Qué tal la familia?, nos preguntaba. Moreno mediterráneo, con el pelo recién cortado, un brazo de mar. Alegre como unas castañuelas. Eso, cuando están a punto de salir los datos del paro diciendo que hay otros 60.000 en la cola buscando trabajo, no es normal.

Estos ya están colocados, me dije a mí misma, y no en el sentido del coloque al que se refería el viejo profesor, Tierno Galván. Estos tienen un curro nuevo a salvo de las listas del paro. Y lo tenían, ya lo ves.

Si hasta el Manuel, Manolo mío, Manolo de mis amores, ha vuelto saludando y sonriente, lo nunca visto, vamos. Más contento aún que su señorito. ¿Eso es normal? Pues no, ya se ha visto que tenía truco.

Pero nos han dado el día, todo el mundo pasando por la tercera como si estuvieran haciendo un mandado.

- ¿Tú sabes algo?, preguntan, de director general para abajo, al primero que se encuentran el pasillo.

Que te dan ganas de responder:

- Sí, mira, me ha llamado el presidente y me ha enseñado la lista que tiene preparada para que vaya eligiendo.

Pues no, nadie sabe nada. Unos lo disimulan y otros lo reconocen abiertamente pero saber, nadie. Los periódicos, que saben lo mismo que yo, más o menos, pero lo cuentan como si el presidente se lo hubiera confesado personalmente, están empezando a lanzar nombres de candidatos. Entramos en la fase de especulación.

Hablar por hablar. Hace falta saber, en primer lugar, si también se va la baranda de Sanidad, en el supuesto de que gane las primarias de Madrid y salga candidata a la Comunidad. Porque a lo mejor el presi aprovecha para hacer una labor de zurcido y decide reagrupar competencias en un solo departamento: TrabajoInmigraciónSanidadServiciosSocialesIgualdad. Con Aído de reina de los mares. Puede ser, porque se dice que Bibiana es el ojito derecho del presidente de gobierno. En estos asuntos, él es el único que manda. Y, ojo al dato: Trabajo nunca ha estado dirigido por una mujer.

También puede ocurrir que el presi tenga en cuenta el equilibrio territorial y nombre a un vasco, o a otro catalán, o a un andaluz.

O que repita la maniobra Aznar y ascienda a ministro al secretario de Estado de Seg. Social. Granado, un tío listo, difícilmente resultaría elegido en un casting para galán pero con una cabeza privilegiada. Que más que cabeza parece un disco duro: le cabe todo en la memoria. Eso es lo que ocurrió cuando el ministro Pimentel se despidió a la francesa, Aznar ascendió al cargo al anterior secretario de Estado, Aparicio.

Como dicen que al presi no le gusta que le chafen los nombramientos Granado, por si acaso, anda pidiendo que no mareen la perdiz.

Lo sorprendente del caso no es que todos los periódicos hayan abierto con la noticia, pese a que era sabido que se volvía a Cataluña, sino el tono elogioso que rezuman muchas informaciones. Líbrenos Dios del día de las alabanzas, decía mi abuela, atendiendo a nuestra inclinación a elogiar a los que se van, sólo cuando estamos seguros de que no van a volver.

Don Tino debe estar haciéndose cruces. Salvo Soraya “Tics” Santamaría, que le ha recordado que es “el ministro del paro”, y la corte celestial del PP, que no soltaría un buen bocado socialista ni aunque el mordido se dispusiera a profesar como cartujo, en general las informaciones desprenden un cierto tufillo elogioso.

Se le alaba porque se va motu proprio antes de que lo echen. Se recuerda que él era especialista en inmigración y le ha tocado pechar con la caída del empleo ocasionada por la crisis. Se narran sus méritos como alcalde, su capacidad de arrastre entre los votantes charnegos del área metropolitana de Barcelona. Se habla de él con un cierto respeto. Más de lo que había conseguido hasta ahora.

Visto lo de hoy, no quiero ni pensar el mes que nos espera. Porque aún queda un mes de trajín. Tiempo durante el cual entrará en vigor la ley de reforma laboral y veremos el resultado de la huelga general. Para que el sucesor entre limpio de polvo y paja.

Lo de hoy ha sido, sólo, el día de las alabanzas.

9 comentarios:

Pilar dijo...

Por si acaso, atate los machos que puede sonar cualquier flauta y ya se sabe, más vale malo conocido que bueno por conocer.

Ascender al siguiente, con la que va a caer sería una idea inteligente con lo que no creo que sea.

Un beso,

Tita dijo...

A ver, si ve veía venir....Qué poco, pero que poquito protagonismo ha tenido el ministro de los parados. Si yo creo que lo conocía por ti...animalico.

En fin, a ver si ponen a alguien que por lo menos, se haga oir y parezca que se hace algo pófavó.

Besos

Uma dijo...

Estoy contigo..este pobre se ha comido la reforma laboral y se comerá la huelga general y el nuevo entrará limpio y sin manchas!
Que suban a alguien bueno que es lo que hace falta!
besos

La de la tiza dijo...

Pilar: sospecho que la sabiduría habla por tu boca. Confiemos en estar equivocadas por esta vez.
Tita: tampoco vamos a ponernos ahora sentimentales. Anda y que hubiera trabajado mejor que para eso lo nombraron.
Uma: ay, hija, qué cosas dices. Alguien bueno, ahí es ná. A ver, dime uno.
Besos a todas y buen finde.

Valdomicer dijo...

Pues se va quejándose de los sufrimientos que ha pasado en el misterio..ni y recordando que ha sido el alcalde más votado.
Estoy de acuerdo contigo en que va a ser sucedido por una mujer. ¿Te digo quién?.

La de la tiza dijo...

Valdo: ya sé cual es tu candidata, ya.
En fin, que sea lo que haya de ser. Una ya se tiene vistos a muchos titulares del despacho de la tercera planta.

Uma dijo...

Ni idea tiza...pero alguien tiene que haber no??? ¡podrias ser tu!!! al menos tienes 2 dedos de frente!!!
besos

La de la tiza dijo...

Uma: no quiero defraudar al personal, que lo sepa el presidente antes de hacerse ilusiones, carezco de vocación. Yo soy más bien de mirar y ver y de ir contra corriente.
Cuando era pequeña todas las niñas querían ser princesas o monjas. Y yo me pasé la infancia diciendo que no quería ser ni monja ni concejala. Esto último tiene mucho más mérito por mi parte porque entonces concejales y alcaldes los designaba Franco. Y por entonces ya debía ser republicana...
Dicho lo anterior, te diré que, por la experiencia que una tiene de ver pasar a jefes por el misterio...ni, los dos dedos de frente no es condición imprescindible.

BET dijo...

Vaya septiembre como viene ... ya empezamos con misterio e intriga, como las películas ...

Besos !