martes, 11 de enero de 2011

Las listas

No hemos terminado de recoger los adornos de navidad ni de digerir el roscón de reyes, cuando llama Mamen. Acaba de llegar de una excursión a Galicia, de donde han vuelto deprisa y corriendo antes de tener que salir a nado.

- ¿Qué tal lo llevas?

- Mal ¿cómo lo voy a llevar? Ya te habrás enterado que van a montar un tinglado ecológico en el pueblo, todos revueltos. Me veo allí perpetuamente, respondo casi sin respirar, que con alguien tengo que desahogarme.

- Ya verás como luego no es para tanto, me consuela, siempre tan positiva. Pero yo te preguntaba por la boda, ¿cómo lo llevas?, insiste.

- No me ha dado tiempo a pensarlo aún, estoy un poco de morro con lo de la empresa agraria.

- Pues quítate el morro que no te va a valer para nada y ve pensando en cómo nos organizamos para que nos dé tiempo a todo lo que tenemos que hacer de aquí al 6 de mayo, ordena.

- ¿Qué tenemos que hacer? Y pongo acento en el MOS.

- Ah, pues si tú no estás dispuesta ya lo hablo yo directamente con Gigi y con la Miss, me contesta dándose aludida a su modo.

- A ver, qué quieres que hagamos, me rindo.

- De momento, una lista con las cosas que hay que preparar, cada una hacemos la nuestra, mañana quedamos y las ponemos en común.

- Mañana tengo que hacer en casa.

- Nada de lo que tengas que hacer será tan importante como preparar la boda de tu hijo, me reta.

Es inútil con ella, no sé por qué no me rindo desde el principio si al final acaba saliéndose siempre con la suya. Me pongo a hacer la lista. ¿Qué tiene que hacer una madre cuyo hijo hace diez años que se independizó y ahora se casa? ¿Cuál es el papel de madrina? Después de mucho pensar, sólo se me ocurren tres cosas:

  • Relación de invitados
  • familia de la madre del novio
  • familia del padre del novio
  • Trajes de mi chico y mío
  • Regalos que hace la madrina a los invitados
Lo anoto en un post-it y con él me presento en la cafetería del Corte Inglés de Callao. Ya que voy a tener que esperar, al menos que la vista sea grata. Cuando llego – ¡oh, milagro! – Mamen me está esperando.

- ¿Estás malita?, le pregunto. No sabía que eras capaz de ser puntual.

- Es que tenemos mucho que hacer, no sé si nos va a dar tiempo.

- Tampoco será para tanto, empiezo a decir, cuando me interrumpe.

- Si te parece…

Y me da un folio donde ha escrito la relación de tareas. Con sus colorines, sus sangrías y subrayados. Se lo ha currado, la tía.

- Esa es tu copia. He abierto un archivo en el ordenador para hacer un seguimiento de las tareas que vamos cerrando, ordena y manda.

Enlace del Heredero y la Miss
Tareas pendientes:
  • Petición de mano
    • regalo para la novia
  • Vestido
    • tocado
    • zapatos
    • bolso
    • maquillaje
    • peinado
  • Participaciones
    • decidir hasta qué niveles de familia se envía
  • Invitaciones
    • decidir quién invita
    • relación de invitados
  • Alojamiento de invitados
    • ver hoteles en la ciudad
    • reservar a primeros de abril
    • cerrar la reserva el 20 de abril
  • Obsequios de la madrina
    • originalidad
    • webs con propuestas
      • abanicos
      • pendrives
      • frasco de colonia
      • botella de vino
      • llavero
      • pieza cristal de La Granja
      • pieza cerámica
      • incienso
      • bombones
  • Alianzas
    • oro blanco
    • oro amarillo
    • aro de oro blanco sobre oro amarillo
  • Iglesia
    • hablar con el cura
    • fijar hora
    • preparar papeleo
  • Juzgado
    • preparar papeleo
  • Viaje de novios
    • decidir lugares
    • ver ofertas viajes
  • Fotos y vídeo del enlace:
    • ver propuestas
  • Saluda a los asistentes, tras el enlace.

- Deberíamos fijar un calendario y repartirnos tareas. Podíamos reunirnos cada semana para evaluar cómo llevamos el planning, de lo contrario se nos echará el tiempo encima, me dice cuando cree que he terminado de leer.

Yo estoy noqueada y destripada en la lona.

- A ver, nena, estamos hablando de una boda, no de la recuperación de la Alsacia y la Lorena, digo por decir cualquier cosa. En realidad me han entrado unas ganas locas de salir corriendo y perderme en el tráfico de la Gran Vía.

 - ¿Cómo que una boda? Estamos hablando de LA boda, ¿a cuántos hijos has casado tú?, contraataca.

- A ninguno y, si te digo la verdad, tampoco creo que sea tan importante. Si llevan por lo menos un año viviendo juntos…

- Qué tendrá que ver una cosa con la otra, insiste ella. ¿Tú sabes con quién se casa tu hijo?

- Hasta el domingo, el plan era la Miss, salvo que haya cambiado de idea, ironizo. Que parece que se te han olvidado los antecedentes del Heredero.

- Pero ¿cómo puedes decir esas cosas? Es que no me lo puedo ni creer. Tu hijo se va a casar con una chica medio aristócrata, una rica heredera vasca, los santos padres estarán pensando tirar la casa por la ventana y tú con esa pachorra que es que, que es que…, se atasca.

- Que es que ¿qué?, vamos a ver. Que es una boda, ¡una boda!, no la incorporación a la OTAN, le corto.

- Ah, pues muy bien, si te lo tomas a chirigota, nada, lo dejamos y ya está. Pero, te lo aviso, no me vengas a finales de marzo diciendo que no te da tiempo. No digas que no te lo advierto.

Lo reitero, yo quiero mucho a Mamen, es mi amiga del alma y, aunque extravagante y a veces estrambótica, tiene un punto de sentido común, a su pesar. Y, sobre todo, por nada del mundo quiero yo que se moleste.

- Venga, no te pongas así, es que tu lista me pone los pelos de punta, reculo como puedo.

- Pues ya puedes ir empezando un tratamiento capilar - me mira los rizos, y añade -, que falta de hace, hermosa.
Nos reímos ambas. Pero ella no pierde comba.

- De verdad, de verdad, tú no eres consciente de con quién vas a emparentar, ¿a qué no?

- Francamente, querida, me tiene sin cuidado, respondo, emulando a Clark Gable.

- Ah, muy bien, pues si nos ponemos cinematográficas, volvamos a las tierras de Tara, si te parece.

- No, déjalo, mejor nos damos una vuelta por las rebajas.

8 comentarios:

Rosa dijo...

Ánimo con la boda, luego no es para tanto, ya lo verás.

La nuestra fue hace un añito y unos meses así q estoy puesta en estos berenjenales, si necesitas ayuda o ideas, a tu disposición.

Lo mejor es lo bien que te lo pasas preparnado, tomátelo todo bien que luego son recuerdos increíbles. Casi tanto como el gran día.

ENHORABUENA a los novios!!!

Pilar dijo...

Estas perdiendo la ocasión de escapar a Tara, oh Cielos, eso sería irse al puebloooooo

Tiza, menos mal que tienes a Mamen ;)

Cruela dijo...

en la lista falta la niña de las aras o el niño ...
me he leído los tropecientos post de una sentada y todos son tan buenos que hasta se me ha hecho corto...
esto es una novela lo sabes ¿verdad?
Besos

Tita dijo...

Soy yo la miss, y os mando a Tara yo misma de una patada, por meticonas. Más a Mamen, claro....bastante tendra la miss con controlar a la Gigi!!!!

Valdomicer dijo...

¿Te pondrás mantilla y peineta, verdad?. Muy tipical espanis y tu chico, de grillo. Lo estoy viendo.

BET dijo...

Tu amiga Mamen está en todo eh ?
yo la veo capaz de mandar la crónica al Hola, cuidadín !

¡Besos!

IRMA dijo...

¡Cagën la leche, cagüen la leche! ¡si es que me voy unos días de vacaciones a la inopia de la desconexión internetera y cuando vuelvo me encuentro que tu vida se ha convertido en este cojo-novelón!.

Estoy con los que piden a gritos recopilación y publicación ya. Ofrezco título: LA BODA DEL HEREDERO Y OTRAS HIERBAS. Y lo que haga falta desde mi modesta y cortita experiencia como horticultora ecológica en duras tierras castellanas.

Ánimo para superar los retos del año que viene, lo del huerto, que tiene tomate (nunca mejor dicho) y lo de la boda, que en los tiempos que corren tiene delito (je, je).

Un besito muy fuerte, y como dice Odry, puestos a empadronarse, en mi pueblo hace una falta...

La de la tiza dijo...

Rosa: muchas gracias por tu ofrecimiento. Espero disfrutarlo.
Pilar: pierdo la ocasión de buen grado, tranquila.
Crue: ¡santocielo! ¿Cómo se me han podido olvidar las arras? Menos mal que está tu niña... digo que estás tú para recordarlo. Lo anoto.
Tita: ya lo ves, guapa, si por mí fuera me abstendría del todo...
Valdomicer: no lo verán tus ojitos, ni los de nadie mientras yo esté en mi sano juicio. Quita, quita.
Bet: sí, me temo que esa es su intención.
Irma: punto primero: no tengo yo intención de publicar, parece mentira que proponga esas cosas una ecologista. Punto segundo: estoy bien empadronada en Madrid, el sitio adecuado para NO votar a Gallardón.
Besitos.