domingo, 7 de febrero de 2010

Coincidencia interplanetaria


Hay hechos que por sí mismos tienen importancia pero que, mezclados, resultan explosivos. No me refiero al trinitrotolueno, aunque valdría como ejemplo. Me refiero a la coincidencia interplanetaria que se produjo el viernes 5 de febrero, celebración de santa Águeda, patrona de las mujeres para más señas.

Ese día el presidente del gobierno se reunía con los agentes sociales para presentarles la propuesta de medidas laborales que tendrán que debatirse en el diálogo social y luego convertirse en medidas concretas para paliar el roto que la crisis económica y financiera ha hecho en el empleo.

Algo más de cuatro millones de personas están registradas en las oficinas del desempleo, casi el 20% de la población activa, casi el 10% de la población total española. Muchos dramas personales, un desastre para el país.

Cuatro millones de personas que no pueden hacer planes para mañana, que no pueden afrontar proyectos de futuro; muchos de ellos jóvenes, obligados a permanecer en casa de sus padres, impedidos de independizarse, imposibilitados de empezar a vivir. Muchos también, personas maduras, que han traspasado la frontera de los cuarenta años y ven truncada su vida profesional y laboral, que tienen el temor fundado de que no volverán a ser contratados.

Un porcentaje considerable de ellos vive agobiado por la espada de Damocles que pende sobre su vivienda y sobre ellos mismos si no son capaces de pagar la cuota mensual de su hipoteca; agobio justificado porque no pocos de entre ellos ya han perdido el piso, embargado por el banco, cualquier banco, que tan dispuesto estuvo a conceder el préstamo hipotecario por encima del valor real de la casa.

Ese mismo día, las noticias se hacían eco de la millonaria jubilación - coincidencia interplanetaria - del presidente del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA). 80 millones de euros recibirá el pollo cuando se decida a dejar el tajo. 80 millones de euros, uno detrás de otro. El salario de un mes de 80.000 mileuristas, que se dice pronto, el salario de un año de 5.714 trabajadores, incluídas pagas extraordinarias.

Al beneficiario de la bicoca, Francisco González en el DNI, no le dará un soponcio al recibirlo, que es lo que me pasaría a mí, y probablemente a muchos de los mileuristas, porque la entrega le pillará acostumbrado. En 2009 cobró un salario de 5,32 millones de euros; en 2008, 5,34 millones. De esas nóminas, percibió 3,39 millones de euros en concepto de salario variable, en razón del beneficio y la eficiencia del banco.

La eficiencia debe de ser por la rapidez con la que se ejecutan los embargos porque, de hacer caso a las quejas de los pequeños empresarios, no cabe atribuirse a la rapidez con que conceden los créditos a la inversión o las líneas de crédito para el circulante.

Te preguntarás si es por indemnizaciones como ésta por lo que el gobierno ha presentado su propuesta de reforma de las pensiones pero desde ya te digo que no. Nada que ver, estas paguitas corren por cuenta de la empresa. El banco del susodicho ha anunciado que piensa congelar las indemnizaciones por cese de sus consejeros ejecutivos. Una iniciativa que considera “acorde con las nuevas exigencias internacionales en materia de retribuciones al sector financiero”. Repito, congelar. A lo que parece, a estos angelitos no se les aplicará la subida del IPC.

Cuánto lo siento, oye.

6 comentarios:

Uma dijo...

el otro día escuché que si todos los políticos tuvieran un sueldo de 25000 netos anuales (sueldo mensual de 1800 euros en 14 pagas) a lo mejor un poco poco pero teniendo en cuenta que se les incluiran dietas y cosas a parte no está tan mal)
Se ahorrarían cada año 380 millones de euros...
y que solo por ser diputado te queda una pension del 100% de por vida...
Las cifras me bailan, pero me vinieron a la cabeza la leche y los cerdos de Orwell
Pues con los banqueros lo mismo...

Cruela dijo...

Y es cuando vuelvo a lamentar no haber hecho caso a mi abuela que me decía tú serás un buen diplomático (no sé ni si sabía lo que eran de verdad) no le hice caso y en mí me quedé ayes

La de la tiza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La de la tiza dijo...

Uma: algunos políticos me producen un entusiasmo perfectamente descriptible, tirando a menos cero, pero las cosas como son: sólo por ser diputado no te queda el 100% de pensión. Si han cotizado durante 35 años y han estado dos legislaturas como parlamentarios les queda la pensión máxima. La diferencia respecto al currito medio es que su pensión después de haber cotizado 35 años estará en función de lo que haya cotizado los últimos 15 años.

La de la tiza dijo...

Cruela: ¿para qué quieres tu ser diplomático, ni bueno ni malo? Bien estás como estás... y mejor en cuanto se te pase la gripe.

Tita dijo...

No sé qué decir...¿no es increíble?

Es que me sale un tópico detrás de otro. Y lo malo es que para mí tienen mucho sentido estos tópicos que se me vienen

¡¡¡donde vamos a ir a parar!!!