jueves, 4 de febrero de 2010

La de San Quintín

La de San Quintín es un juego de niños al lado de la que se ha montado en esta santa casa, por otro alias el misterio…ni.

Llevamos una racha que el pasillo de la tercera más que un corredor de edificio oficial parece la Gran Vía en días navideños. Un trajín que no es normal. Como no es normal nada de lo que está pasando.

Conste que en esta casa tenemos el trasero pelado en materia de momentos de zozobra y conocemos que el tiempo disuelve las mayores tensiones como azucarillo en agua. Por aquí han pasado titulares de toda condición: listos, muy listos, tontos, muy tontos y mediopensionistas. Leales y felones, políticos y trepas, educados y groseros, cultos y analfabetos funcionales. A todos ellos ha sobrevido la institución y hemos sobrevivido quienes aquí trabajamos. El tiempo es el único lenitivo infalible.

Lo que iba diciendo, que el año ha empezado peor imposible. Ha subido el número de parados y ha bajado el de afiliados a la Seguridad Social. Una cantinela que ya va siendo habitual.

Lo que no es habitual es que, con la que está cayendo, con cuatro millones de trabajadores sin trabajo, el Gobieno se embarque en una reforma de las pensiones que obligará a trabajar dos años más para cobrar lo mismo. ¿Por qué? Eso nos hemos preguntado l@s ordenanzas, incluso los funcionarios de mayor nivel. ¿A qué viene meterse en estas jaranas?

La explicación la ha proporcionado el secretario de Estado de la materia, el boss de Seg. Social, un tipo granítico, alto y grueso y aspecto un poco feroz, que habita en la sexta pero que despacha por aquí y en la tercera se reune con los periodistas para darles explicaciones pertinentes.

Por él nos hemos enterado de que la propuesta de reforma de pensiones no es un invento que se haya sacado el ministerio de la manga en un rapto de inspiración invernal, aprovechando una tarde de nevada. No. La propuesta del ministerio es el resultado de un acuerdo que el Parlamento adoptó el pasado año a requerimiento del P. de Toledo.

¿Que qué es el Pacto de T.? Se ha dado este nombre al acuerdo del pleno del Congreso de los Diputados de abril de 1995 por el que se aprobaba un documento en el que se analizaban los problemas estructurales del sistema de seg. social y las principales reformas que debían acometerse en el mismo.

No sé muy bien si la referencia a Toledo se debe a su condición de ciudad de las tres culturas (cristiana, judía y musulmana), por lo arduo de poner de acuerdo a todos los partidos, o simplemente, alude a que en esta ciudad se elaborara el documento constitucional.

En el acuerdo se contemplaba la creación de una comisión legislativa no permanente, integrada por todos los partidos políticos, en la que se discutirían las modificaciones del sistema.

Con la constitución de esta comisión-pacto se pretendía implicar a todos los partidos en la defensa del sistema y obligaba a pactar en su seno cualquier modificación que afectara a la seguridad social.

Bueno, pues esta misma comisión es la que el pasado año reclamó al gobierno que, antes del mes de febrero de 2010, presentara su propuesta de reforma del sistema de pensiones a la vista de que los 8,6 millones de pensionistas que conforman la nómina de 2010 se convertirán en 10,1 millones en el 2020, 12,5 millones en el 2030 y 15,3 millones el año 2040. O sea, que la pirámide de población que, en teoría, debe ser amplia en la base, los más jóvenes, para ir afilándose en la cúspide, los más mayores, en España va camino de ponerse patas arribas. A medida que avance el siglo XXI habrá más viejos que jóvenes en España. Viejos a los que habrá que pagar pensiones, para lo cual habrá que arbitrar fórmulas de manera que el dinero llegue para todos.

¿Por qué cada vez somos más viejos?, te preguntarás. Pues muy sencillo, porque las mujeres cada vez paren menos, a la vista de que la sociedad les hace pagar un peaje demasiado caro sin valorar el esfuerzo de la maternidad (y gracias a que las mujeres inmigrantes aún no se han percatado del asunto o son más decididas y se embarazan, ajenas a las estadísticas). Eso, y que los españoles cada vez vivimos más tiempo: somos el segundo país en expectativa de vida, después de Japón, que en algo teníamos que destacar.

Para abreviar, la Comisión del P. de Toledo reclama al gobierno que se dé prisa en presentar un proyecto de reforma como base para la discusión. El gobierno hace los deberes y presenta el proyecto en fecha a la comisión que se lo había reclamado. El documento es un tocho de 49 páginas en el que se hace un repaso a la situación del sistema de seguridad social y se exponen algunas consideraciones para garantizar su mantenimiento en las mismas condiciones a despecho del envejecimiento poblacional. Ni una sola medida legislativa.

En la página 42, se sugiere que “siguiendo el camino emprendido por otros países europeos, la edad legal u ordinaria de jubilación debe desplazarse desde los 65 hasta los 67 años. Este incremento ha de aplicarse paulatinamente a lo largo de un período de tiempo razonable, que guarde correspondencia tanto para las necesidades del sistema como adaptación de los ciudadanos a los cambios normativos. Las experiencias de los países europeos pueden servir de valioso indicador en la definición que no obstante ha de basarse esencialmente en nuestra realidad demográfica”.

Bueno, pues a partir de ese texto se ha armado la mundial. Lo cual es lícito porque en un país libre cada cual es muy idem de expresar su opinión y lo que a mí me parece una maravilla a ti puede parecerte un adefesio. Lo raro es que el jefe del primer partido de la oposición se lance cuesta abajo y sin frenos a reprochar al presidente del gobierno que piense reformar las pensiones hurtando el debate al Parlamento. Pero, vamos a ver, ¿adonde se ha presentado el proyecto si no es en el Parlamento?

Bien es verdad que el gobierno pone de su parte cuanto puede para que le zurren bien zurrado. Que ya son ganas de dar que hablar, hacer que el proyecto lo presente la vicepresidenta económica, E. Salgado, en vez de don Tino, como hubiera sido lo natural, puesto que las pensiones son competencia suya.

Don Tino estaba en esos momentos en Barcelona clausurando un evento de los de la presidencia comunitaria. Don Tino es que tiene la rara habilidad de estar en el lugar inadecuado en el momento inoportuno. La ayuda de 420 euros a los parados le pilló solazándose en la playa de Comarruga. El acuerdo del diálogo social directamente no lo encuentra y el momento más decisivo en su departamento, cual es la reforma de las pensiones, le pilla en el bando opuesto y en la ciudad distinta.

Eso, y que los periodistas son muy dados a hurgar en la llaga, que se han pasado la semana insistiendo en que la papela parece que lleva el acento del M. de Hacienda, más que el de Trabajo. Y don Tino poniendo su mejor cara. Y Manolo, en un sinvivir, ten cuidado con lo que dices, que estos quieren pillarte en un renuncio, tú, mejor callado.

Lo que te digo, que el pasillo de la tercera ha sido un jubileo estos últimos días. Un trasiego contínuo. A don Tino se le han acentuado las ojeras y a Manolo el mal humor.

8 comentarios:

Cruela dijo...

Definitivamente ayer te pasó algo raro, entre la entrada en blanco y los comentarios repetidos en mi casa ajajja
Besos y buen finde

Tita dijo...

¡Ostias!

Si porque sí no se hacen las cosas, eso seguro. Y que esto con una buena política de natalidad, hace años que hubiera ido solucionándose.

Pero...o yo veo poco la tele o ¿por qué no se explica así? ¿es que nadie es consciente de que la pirámide lleva invirtiéndose años y años?

¿A nadie le extrañaba que los casados con hijos pagan menos a hacienda que los solteros sin ellos, que tanto despotrican?

Poner contribuyentes en el mundo es poco romántico...pero, en el fondo mira, o nos mantienen ellos, o tendremos que currar hasta los 80añitos.

Oye, me encantaría enlazarte y qe la gente te leyera este magnífico (como siempre) post, pero tampoco quiero que te vuelvan a "cerrar"

¿Me permites cambiarte un poco y mandarte por e-mail? ¿o no te importa que te enlace tal cual, para quien quiera informarse?

Abrazos

La de la tiza dijo...

Crue: estaba absolutamente sobria, sólo se me fue el dedo, varias veces, pero el dedo. Y no es que entrara en blanco, es que tuve un pequeño percance con las alertas. Que hay que estar muy ídem porque en cuanto te descuidas y pones por ejemplo p. de toledo con todas las letras, entra una llamada del blog en las alertas de todio. ¿Me sigues? Un lío...

La de la tiza dijo...

Tita: en primer lugar, gracias por hacerte seguidora. Eres la veintiúnica, ¿te has dado cuenta?
Por lo demás, puedes hacer lo que te parezca bien. A mí sólo me queda agradecer tu amabilidad y la atención que me prestas. Pero, por si te sirve de algo, hoy el sheriff ha declarado cosas como que "el gobierno no ha explicado bien" su reforma de las pensiones o que ha habido "un déficit de explicación" sobre el tema. Lo que te digo.

Tita dijo...

Me dí cuenta ayer que no tenías ni un seguidor, y que ya sí podía hacerme (antes no lo habías puesto??)

No he visto el telediario. No tengo cuerpo.

Así que entonces, si no te importa, en vez de mandar una chorrada como las mil que recibo al día, voy a poner el documento, y parte de tu post por e-mail.

A ver si lo reenvían con la misma alegría que los pps de wáteres del mundo.

Abrazos.

La de la tiza dijo...

No sé lo que ha dado el telediario (los sábados me doy a la bebida - un vermouth que me prepara mi chico con primor - ahora que no me oye Cruela) pero en la web de Público http://www.publico.es/espana/292239/corbacho
puedes encontrar lo dicho al respecto.
Oye, y que te cuides... Muchos besos.

Uma dijo...

estoy con tita en que te explicas de lujo!!
Así a bote pronto,a mis 30, estoy de acuerdo en subir la edad de jubilación un pelín pq asumo que esto no se sostiene solo (habrá que ver que pienso a los 60)pero que hay que hacer otras cosas también...No sabía que fuesemos el 2º pais en esperanza de vida pero me lo creo...
besos
PD: lo de seguidores don´t wworry!!alla voy!

Valdomicer dijo...

Llevo más de cuarenta años oyendo eso de que las pensiones no van a dar de sí en el futuro y no se han cumplido ninguna de las profecías ni de los oráculos más agoreros.
Estoy convencido que detrás de esa decisión hay intenciones aviesas que no soy capaz de entender. No soy experto en economía.
Seguro que no va a pasar nada.
El Sr. Fernández Vara, en la ceremonia de jubilación de funcionarios de la Junta de Extremadura, dijo que a lo que más teme en este mundo es a una huelga de abuelos.
Antiguamente, con anterioridad al sistema de pensiones,las familias tenían muchos hijos para asegurar el bienestar en la vejez de los progenitores, incluso una de las hijas (siempre vosotras) se quedaba "para vestir santos" y ser el "báculo de la vejez".
¿Te imaginas lo que sería volver a esa situación?.
No hay más remedio que una huida hacia delante. La subida de la edad de jubilación sólo es una salida de pata de banco que habrá que arreglar más pronto que tarde.
Un beso.