lunes, 1 de febrero de 2010

Románico verbal



Me gusta el románico. Me gusta perderme por esos pueblos que esconden tesoros ocultos que no somos capaces de descifrar, a pesar de nuestra avanzada tecnología.

Me gusta rebuscar en las imágenes de sus canecillos y en sus capiteles para tratar de encontrar su significado oculto, el mensaje que quisieron transmitirnos los hermanos constructores.



En mis primeras andanzas, me preguntaba por qué aquellos artesanos, que conocían la técnica y demostraron dominar los principios de la arquitectura, nos legaron unas figuras tan grotescas y desproporcionadas, con animales imaginarios, dragones, arpías, sirenas, centauros, músicos, hombres y mujeres de sexos enormes…




En realidad, los maestros constructores del románico ejercían una función didáctica entre los fieles de la época, la mayoría analfabetos. Aquellas escenas en piedra eran catecismos, a la manera de los actuales comics. De ahí la desmesura, la reiteración de temas, de imágenes…



He pensado en ello estos días ante la reiteración de exabruptos por parte de algunos políticos. Son como las figuras románicas; sus excesos, pura hipérbole.

Personalmente, dudo de su valor pedagógico pero sin duda que esa desmesura es útil para llamar la atención.



Doña Espe de la Jura de Santa Gadea, hace gala de lenguaraz no porque sus papás no se hayan gastado sus buenos duros en mejores colegios sino por el prurito de enseñar a sus súbditos – ella tiene súbditos, no votantes – cuáles son sus enemigos. Y al enemigo, ni agua.



Don Mariano de las Grandes Ausencias, no se prodiga en propuestas de contenido político pero, en cambio, gusta de hacer gracietas. Ayer acusó al presidente Zapatero de hacer anuncios “a tontas y a locas”. Parece que con ellos, los tontos y locos, no van los anuncios del presidente.



El ex presidente de la Junta de Extremadura, don Juan Carlos Penicilínico, casi un profesional de las declaraciones altisonantes, reclamaba hace poco “una sanidad para los españoles y sólo para los españoles”.



Y ya, en plan realmente didáctico, recuerdo las palabras de Alfonso de las Grandes Guerras cuando acusó al entonces presidente del Gobierno de tentaciones golpistas con aquello de que si el caballo de Pavía entrara en el Congreso, Suárez se subiría a la grupa.

Para no olvidar a la inefable Leire Pajín y la coincidencia planetaria. “Les sugiero que estén atentos al próximo acontecimiento histórico que se producirá en nuestro planeta: la coincidencia de dos presidencias a ambos lados del Atlantico, la presidencia de Obama en Estados Unidos y Zapatero presidiendo la Unión Europea”.



Al oir o rememorar perlas como éstas, la primera hipótesis es: estos tipos están un poco p’allá. Pero luego adviertes que lo suyo es la docencia, una manera de explicar a sus votantes el valor y la utilidad de su trabajo. Una especie de arpía – con perdón para doña Espe – de sirena, de serpiente, de dragón de siete cabezas y no todas pensantes…

7 comentarios:

Uma dijo...

Bonita comparación.
Cuando he leido el titulo no sabía que me iba a encontrar, no me podía creer que tratase solo de arquitectura...jeje.
la política de nunca me ha gustado, pero ultimamente me cansa.
me cansa que ayer el rato que escuché el programa de Angels Barceló solo se hablase del famoso "hijo puta", cansada de que cada partido tire piedras con lo de la energía nuclear...cuando resulta que todos compartimos tejado y me parece fatal que le intenten sacar punta o quitar yerro a lo de Obama y la cumbre interplanetaria.
En fin!! que soy facil de cansar!

Tita dijo...

De tus escritos me gustan hasta las comas. Creo que, sin menospreciar al resto de post, esto me lo pongo yo como firma en los mails salientes, o en algún sitio destacado del blog, o algo de algo. Yo te cito aunque sea.

"Doña Espe de la Jura de Santa Gadea, hace gala de lenguaraz no porque sus papás no se hayan gastado sus buenos duros en mejores colegios sino por el prurito de enseñar a sus súbditos – ella tiene súbditos, no votantes – cuáles son sus enemigos. Y al enemigo, ni agua."

Im-prezionante

La de la tiza dijo...

Uma: vengo de un tiempo en el que la política estaba proscrita. De entonces me quedó la querencia y el compromiso.
Confieso que ahora me tienen un poco hartita.
Lo que ocurre es que en la vida todo es política.
Tita: gracias. Fíjate que había aprovechado el post como excusa para meter alguna de mis fotos, de las que estoy tan orgullosa...

Cruela dijo...

Anda y yo no vi tu post... voy a controlar que entre tantos tiempos me haya olvidado añadirte que bien puede ser....

EN cuanto a tu post.. hija como siempre lleno de razón y sensatez... ya decía yo que debías de andar muy atareada con tantos sobresaltos que le dan a don Cele...

Y es cierto las gárgolas son tan expresivas que dan miedo y la política y los políticos son como la hidra por mucho que cortes cabezas se regeneran solas y como no venga un hércules bien cacha y con recursos me temo que estamos jodidos

Besos

Cruela dijo...

decía entre tantos cambios que no tiempos joder eso de escribir de prisa y al teléfono a la vez es muy de despistarla a una

Tita dijo...

Si es que pones tanto bueno, que hay que digerirlo a poquitos. Las fotos son maravillosas, y la lección de románico para todos los públicos, magistral.

Un abrazo

Valdomicer dijo...

Echa un vistazo aquí, anda.
http://valdomicer.blogspot.com/2009/09/lo-que-el-turista-no-ve-iv-la-gargola.html