lunes, 14 de junio de 2010

A mí, Manolo, que los arroyo

Este trajín va a acabar con todos nosotros. Conmigo, al menos. No sabes que semana ha sido la pasada, que esto no es un ministerio, es un jubileo. Todo el día en las primeras de los periódicos y abriendo los noticiarios de las teles.

Todo el día sonando el timbre, que llega el ministro, que sale el ministro. Todo el día entrando las cámaras, entrando los sindicatos, entrando los ceoés, entrando los asesores. Un sinvivir.

Días ha habido que han empalmado con las noches con la palabra clave, el ábretesésamo de la negociación.

Llegado a este punto te dirás, como me digo yo, ¿Pero no llevaban dos años negociando? Efectivamente, eso es lo que se ha venido llamando el diálogo social. El presi ha repetido por activa y por pasiva que era partidario del consenso con los agentes sociales a la hora de afrontar las reformas que España necesitaba, en concreto, la reforma del mercado laboral.

Bien es verdad que nadie ha explicado en este tiempo por qué el mismo mercado laboral que ha servido años atrás para crear tropecientos mil puestos de trabajo resulta ahora inservible. Va a ser cosa de los trabajadores, seguro.

A lo que íbamos. Tanto empeño se había puesto en el asunto que hasta se nombró un negociador titulado: el llamado “Director del Gabinete para el Diálogo Social”. El nombramiento se interpretó también como una forma de marginar al ministro en un momento en que don Tino vivía sus horas bajas y se decía que el presi había dejado de quererle. Que es que estos chicos son como niños.

Dos años que se nos han ido en idas y venidas, en reuniones aquí, allá y acullá. Sin avanzar un paso. Sin que nadie supiera dónde estaban los puntos críticos, las dificultades, las coincidencias y los desacuerdos.

Dos años de negociación con una Ceoé, oé, oé, presidida por un empresario del que se iba conociendo que debía hasta el rimmel de las pestañas, pasando por el salario de sus empleados y las cuotas de la SS. Lo que se llama un modelo, el prenda.

Dos años de negociación con unos sindicatos cada vez más burocratizados, sin que se conociera una sola de sus propuestas, novedosas o tradicionales.

Dos años sin que se supiera cuál era la posición del gobierno ni si alguien estaba dispuesto a mover ficha.

Dos años mareando la perdiz. Y, de repente, resulta que a todos les entran prisas por reunirse y se pasan la noche en el ministerio. Que digo yo, ¿Dónde me he perdido el hilo de esta historia?

Parece ser que un día de estos, don Tino miró al presidente Zapatero y le vio como mustio.

- ¿Pasa algo, jefe?, parece que le dijo.

- Pasa que esto no puede seguir así un día más y hay que acabar con tanta tontería. O me traes un pacto social o me lío la manta a la cabeza y mando una carta al BOE que va a temblar el misterio.

- Déjalo de mi cuenta, respondió el ministro.

Don Tino, que a la sazón se hallaba imbuído del espíritu del mundial que nos invade, recordó a Belauste, llegó al despacho y antes de decir “nos días”, dijo a su secretaria:

- Que venga ahora mismo Manolo.

Medio minuto después allí que estaba el aludido.

- A mí, Manolo, que los arroyo, dijo don Tino.

No necesitó de más. Manolo tradujo cabalmente las órdenes del jefe en el siguiente articulado:

- Convocar una nueva y “refinitiva” reunión del diálogo social con la mayor pompa y boato posibles.

- Convocar a la prensa para que diera fe de la llegada de los convocados y lanzara el mensaje de que el jefe es hombre de autoridad.

- Enviar el mensaje a Catalunya de que don Tino sigue presente y que hasta el item misa est no puede decirse que se ha acabado la misa. No vaya a ser que Montilla se ponga a hacer listas a lo tonto y el mejor mulo se quede sin manta.

La cosa no ha salido exactamente como el guión pero aquí estamos con don Tino de reina por un día. Puesto que el diálogo social se ha quedado mudo total, ha dejado por imposibles a sindicatos y empresarios y se ha puesto a hablar con los partidos políticos a ver si saca algo de sustancia. Que parece que tampoco hay mucho que rascar.

El PP, alias el Partido de los Trabajadores, que lleva meses dando la matraca con que se necesitan reformas, ahora anda buscándose la pulga como la Chelito y haciendo gracietas con las líneas rojas, pero ni palabra sobre que opina de esta reforma. CiU ya ha dicho que le parece un churro. IU reitera que siempre son los trabajadores quienes tienen que pagar los platos rotos y que a ver donde están las políticas de izquierda.

Para añadir más agitación, vuelven los fantasmas del pasado. Felipe González anda de bolos en radios y teles. “La gente está inquieta con el gobierno y con la oposición”, declara. Aznar se aparece en carne mortal para manosear a Eta, otro fantasma.

Aquí andamos todos exhaustos con el trajín de los últimos días. En la prensa, algunos se preguntan dónde está la izquierda europea. Otros, hacen bromas con la vida gatuna de don Díaz Ferrán, otra vez vivito y coleando.

Yo me siento invadida por el excepticismo y me viene a la memoria el bueno de Iriarte:

Tantas idas y venidas
tantas vueltas y revueltas
quiero, amiga, que me digas
¿son de alguna utilidad?

7 comentarios:

Pilar dijo...

Qué decir, desde más lejos no se vé más claro.

De los llamados al acuerdo, poco que añadir, el uno más listo que dos, y los dos que son uno y otro, complicado por que una mitad vive sin vivir en si, ser verdugo y reo, fácil no parece.

De las horitas, las reuniones no son más importantes por ser de madrugada.

De los resultados, no sé si saben lo que quieren porque como no ha llamado Obama, no tenenos las instrucciones claras, ya sabemos que las bolsas tanto suben como bajan, ganando siempre los mismos y queriendo ganar más, pobres.

Que despidiendo más barato se contrata más, no parece una verdad clara como el agua del río, pero el mundo se ha regido y en algunos momentos aún parece que se rige por verdades más complejas, recordemos aquello del uno y trino sin ir más lejos.

Lo que servía no sirve, pues será, que lo que se inventen pues si no toca, pues tampoco.

Eso sí, agradeceré a quien me explique como el tercio del sindicato sentadito en el congreso vota lo que su lider? no traga.

Como nos volvamos pronto de Sudáfrica no sé como vamos a llegar a las vacaciones.

Tita dijo...

Algo bueno tiene todo esto: más españolitos que nadie, que con dos años, al final necesitan un miniaplazamiento y hasta hacer horas extraordinarias con nocturnidad que de haberse hecho antes, no hubieran sido necesarias: todo para el último momento como buenos españoles.

Por otro lado me ha recorrido un escalofrío el espinazo al recordar las palabras de mi profesor de historia de COU. Con diferencia, el mejor Profesor que ha pasado por mi vida, sensato, cuerdo y cabal. Una vez dijo que uno de los riesgos de la democracia era pedir demasiada opinión: las cosas no salen nunca.

Así nos va, y luego lloramos y mamoneamos por los decretazos, en vez de aprovechar las oportunidades y sentarse a trabajar con la responsabilidad de alcanzar acuerdos como tenían que hacer todos.

¡Cuánto se te echaba de menos, Tiza!

Abrazos apretaos

Valdomicer dijo...

Y ahora ¿Quién se atreve a mandar a su casa a tu D. Tino?. Si lo hacen se entenderá como un castigo por su actuación... mas si lo dejan... Si lo dejan, es peor.
Pobre hombre, ahora a deshacer las maletas.

Uma dijo...

ya decia yo que donde andabas que no dabas señales de vida y me imaginé que haciendo horas extras por el dialogo social!
yo lo que creo es que la reforma que se precisa va a tener que ser impuesta y que los sindicatos han hecho mutis por el foro... pa no rubricar con su firma cosas que le son contrarias por ideologia aunque parece ser que son necesarias...pq todo lo que veo ultimamente pasa por abaratar el despido que es lo que se hará y lo dicen en la ser, en onda cero, en la uno en telecinco...¿por algo será? o que....a lo mejor es que la solución pasa por eso!
no se yo no entiendo nada!!

La de la tiza dijo...

¿No tenéis a veces la sensación de que el mundo se ha puesto a dar vueltas en sentido contrario?
Algo de eso me pasa a mí. Me pregunto, si andamos un poco p'allá todos.
Tita, muchas gracias, hija, qué gusto. También yo te he recordado, que conste.
Valdo, para mí que la cosa es flor de un día, las maletas deben estar bien empaquetadas.
Uma: justamente me he dedicado a eso, al diálogo social, y tampoco creas que entiendo demasiado.

BET dijo...

Ay Tiza, justo lo que dices, el mundo del revés, la cabeza en los pies, tampoco entiendo nada.

PD.Que interesante y oportuno el libro que lees !

PD2:Comparto tu amor por Venecia y me encantan todas las fotos que tienes de ella, estaré allí dentro de tres semanas.

Besos !

La de la tiza dijo...

Bet, ¡que envidia más gorda me está entrando! Me iría a Venecia ahora mismo. Cómo me gusta la Laguna y todo lo que contiene.
Que lo pases bien, que lo pasarás.
Besos, guapa.