lunes, 29 de noviembre de 2010

Ensayo sobre la ceguera


Con todos los respetos para el fallecido nobel José Saramago, le tomo prestado el título de su libro en el que tan bien describe la naturaleza humana.

Los periódicos de hoy vienen llenos de elecciones catalanas: resultados, análisis, fotos de los ganadores y también de los perdedores de las elecciones. Mas, Montilla, Sánchez Camacho, Puigcercós, Herrera, Laporta… En alguna imagen se ve a don Tino con cara de circunstancias. Don Tino, que pasó por Madrid con el ojo puesto en Cataluña y que volvió a sus lares a recoger la cosecha que creía haber sembrado se ha encontrado con las manos vacías.


Don Tino, que durante meses tuvo abierto el diálogo social sin ser capaz de cerrar un solo acuerdo con los agentes sociales, ni sindicatos ni patronal, ha ido a coincidir con su fallido interlocutor en una fecha poco grata para ambos.

Don Ceoé, alias Gerardo Díaz Ferrán, aparece también hoy en los papeles después de haber sido declarado insolvente, por no liquidar sus deudas.

Los veo en las imágenes actuales y en otras de archivo y creo que a Corbacho y a Díaz Ferrán les perdió la ceguera. El primero dedicó más energías a justificar su catalanismo que su compromiso social. El segundo primó sus intereses privados y su afinidad política por encima de los intereses colectivos.

Los dioses ciegan a quienes quieren perder, dejó dicho Homero hace treinta siglos. Va a ser verdad.

5 comentarios:

Pilar dijo...

va a serlo, pero no podían hacerlo un poco antes???

Valdomicer dijo...

¿Lo han declarado insolvente?
¿No habrá sido irresponsable?

Tita dijo...

Vaya morro el de d. ceoé (no le pongo mayúsculas a propósito)

A ver cuando una ley contra malas personas y sinvergüenzas declarados, como aquella contra vagos y maleantes de vuestra época.

Abrazos

Rosa dijo...

Lo triste es que cualquiera de estos hace lo que quiere: roba, engaña, no tiene responsabilidad... ¿y qué? ¿pasa algo? a ellos no, a todos los demás, a los trabajadores, a los de la calle... pero ellos a lo suyo, tan normales ,con su vida resuelta y hecha. Ahora que se te ocurra a ti hacer algo en tu parcelita de responsabilidad, a tí si te castigan bien, si tienes que pagar...
Yo sinceramente, no sé que pensar de todo esto, a veces creo que involucionamos en vez de evolucionar... cada vez va todo (en general) peor.

la foto de de la ceoe ¡genial!

un abrazo

La de la tiza dijo...

Pilar: los dioses no conjugan la variable tiempo. Será eso.
Valdo: irresponsable ya lo era, ahora es, además, insolvente.
Tita: pues estamos en el punto exacto en que son los sinvergüenzas declarados quienes dictan las normas.
Rosa: eso es lo más desmoralizador, que los poderosos se salen siempre - bueno, casi siempre - con la suya. No sé si estamos en regresión, lo que no parece es que avancemos.