miércoles, 3 de noviembre de 2010

Función de estreno


Don Valen se ha estrenado con actuación estelar en la gran sala contando el número de parados y de afiliados. Le acompañaban sus dos secretarios de Estado, en adelante y para siempre jamás SE: la de Empleo, Marilú, que sustituye a Mavi, y el de Seg. Social, Octavio, que se sucede a sí mismo. Función de gala, buena entrada. Los plumillas habituales y otros no asiduos, algunos fotos de ocasión que no paran de dar vueltas como si estuvieran en la boda de la duquesa de Alba y su amigo “el Funcionario”, y mogollón de gente de la casa.

Se ha cambiado el escenario para la ocasión: los atriles han sido sustituidos por una mesa con tres micros. La puesta en escena es buena pero el mensaje no es para tirar cohetes. El paro ha subido en 68.213 desempleados y la afiliación ha perdido 5.331 trabajadores.

Hablan los tres. Marilú, que es la más nueva, porque tomó posesión ayer, se estrena diciendo “buenos días a todos”, ahorrándose el “y todas”. Los oradores reconocerán, sucesivamente, que cuando sube el paro no es un dato positivo pero que sube menos que el año anterior y mucho menos que en 2008. Que hay más mujeres trabajando que el año pasado y que vamos lenta y progresivamente alcanzando el equilibro: aún no se crea empleo pero se destruye menos. Que hay más cotizantes hoy que en enero de este año. Que crecen los empleos vinculados a la Dependencia pero bajan los contratos en servicios sanitarios Galicia y Madrid. (Así está la sanidad de doña Esperanza, ahora me explico).

Don Vale, que se expresa muy bien – a pesar de esa tendencia a lo Fidel Castro – asegura que octubre es un mes malo en el comportamiento del empleo. Ay, señor, ese lenguaje, razono conmigo misma, después de haberme colado en la gran sala, ahora va a resultar que el que se porta mal es el empleo y no los empleadores. Pero se parece mucho a la media de los 10 últimos años, concluye.

Pues, nada, a partir de ahora, todos los octubres castigados sin postre.

Los plumillas se esmeran en sus preguntas. Ellos también han notado que éste es un equipo de expertos, saben de lo que hablan. El presidente ha movido el banquillo y ha fichado a gente que ha jugado mucho en Segunda, incluso en juveniles. Tienen oficio y experiencia.

Mientras responden, me dedico a observar a los oradores. Don Vale sigue sonriente y feliz, aún le dura el embeleso del enamoramiento, se ve que no ha tenido tiempo de ver a la novia con rulos. Marilú tiene cara de chica lista que, además, se sabe la lección. Octavio, en cambio, que además de los rulos ha visto las arrugas y las patas de gallo, tiene una expresión de placidez conyugal. Como tiene que atender un compromiso previo, Octavio sale antes de concluir el acto y cuando baja del estrado se parece a Moisés descendiendo del monte Sinaí con la Torá en la mano.

Después de la comparecencia se forman los corrillos de costumbre. Los plumillas aprovechan para preguntar por asuntos fuera del orden del día. Los de casa tratan de conocer qué hay de lo suyo: todavía quedan puestos por cubrir.

Como ya tengo contado, al minister le siguen sus 99.000 mejores amigos, aquellos que le conocen de cuando era simplemente Valeriano, asesor primero y secretario general después, y a la SE sus 9.999 mejores amigos que la recuerdan de cuando era simplemente Marilú, en el papel de asesora.

Ambos dos son simpaticos y afectuosos y se pasan el día muá requetemuá, dando besos a diestro y siniestro.

- ¿Te acuerdas cuando íbamos a tomar café?, le dice uno.

- Claro, claro, responde ora la SE, ora el minister. Uno y otra deben de tener el disco duro echando chispas de tanto remember. Yo diría que no es posible que les haya dado tiempo en su vida profesional a tomar tanto café.

Los hay menos sutiles. Esos que se arriman y van directamente al grano.

- Marilú, has estado espléndida, le dice una.

- Gracias, responde la alabada.

Lo que te digo, como no termine esto pronto, alguno va a terminar diabético perdido. Y el resto, agilipollao total.

8 comentarios:

Pilar dijo...

Mira que la cosa se repite y repite pero en nada cambia.

¿sabes? Me gusta que sepan.
Un beso

Valdomicer dijo...

Pasó el susto de Dª. Leire, menos mal.
Viene Don Valen, se fue Don Tino ¡Qué cerquita me han dado! Eso que no me postulo para el cargo, que pasar de "magister" a "minister", no es negocio.

Uma dijo...

soy la unica que aplaude que se haya comido el "y todas"? me parece ridiculo ese formalismo, la verdad.
Bueno! si saben de lo que hablan al menos es un paso no?? a ver si mejoramos en lugar de acabar diabeticos o jilipollas!!
besos

Tita dijo...

Yo me he quedado pensativa todavía con los moscones ¿no les da vergüenza, no se sienten ridículos de ir mendigando "recuerdos"?

Ay!

Besos

BET dijo...

La función no ha tenido desperdicio, lo que me he reido con lo de los castigos a los octubres, que culpa tiene el pobre mes ?

Besos y buen finde !

La de la tiza dijo...

Pilar: creo que es lo menos que se puede pedir: que sepan de lo que hablan.
Valdo: mucho mejor magister, dónde vas a comparar.
Uma: hay que ser optimistas, sin perder de vista la realidad. Acabaremos medio gilopollas y un poco diabéticos.
Tita: no, no les da ninguna vergüenza, España y ellos son así, señora, que diría Alfonso XIII.
Bet: muy malos los octubres, es lo que son.
Buen finde a todos y a los que vivís en Madrid, buen puente.

ODRY dijo...

Si van a ser los meses los culpables del paro, je je je

Un besazo.

ODRY dijo...

Si van a ser los meses los culpables del paro, je je je

Un besazo.