jueves, 7 de octubre de 2010

Noches y días agitados

Llevo varios días pensando en la noche de las primarias del Partido Socialista de Madrid, una noche agitada. El recuento de votos puso al borde del infarto a algunos de los presentes y a más de un ausente. Es lo que tiene la democracia, que puede dar sorpresas. Ni con el dedo de Franco, ni con el de Aznar pasaban estas cosas.

Las elecciones de Madrid para designar candidato a la comunidad han tenido algo de sorpresa y algo de lógica. Los análisis y justificaciones a posteriori de un lado y de otro tratan de agitar el ambiente y llevar las aguas a su molino cual es el de que la culpa de todo la tiene Zapatero. Como el presi tiene para mí una larga lista de culpas, y como las primarias es una de las pocas cosas que me parecen menos mal, estos analistas a la violeta me resultan aburridos hasta el hartazgo.

A mover el cotarro ha venido el que fue “señor del gran poder”, por otro alias Alfonso Guerra, que ha hecho su gracieta a costa de Trinidad Jiménez – la señorita Trini -. La aludida y la ministra de Igualdad, la siempre apaleada Bibiana Aido, han venido a recordar que ni Guerra ni paz se han referido nunca al señorito Gómez y que el respeto no sobra nunca.

Con todo, lo más sorprendente es que quienes jamás se someterían a un proceso de selección semejante, están buscando con delectación a los posibles perdedores tras la victoria de Gómez. ¡Qué pesadez!

Desconecto del espectáculo. Pienso en otros días y otras noches agitadas que he vivido recientemente. La más reciente, una que vivimos mi chico y yo la semana pasada. Estábamos plácidamente sentados en la terraza cuando oímos repetidamente el canto de un cárabo que llamaba a la cáraba. Nos aprestamos a buscar al cantante hasta que lo encontramos posado en la antena de televisión.

Nos lanzamos como locos a fotografiarlo a lo que el pretendiente se prestó en un principio hasta que, harto de posar o urgido por otras prisas, levantó el vuelo. Mi chico cogió una linterna y allá que se fue siguiendo el canto de jardín en jardín. Logró una veintena de instantáneas algunas con el foco de la linterna como si el cárabo fuera un delincuente común y otras al contraluz de la luna, como un Aceves Mejías pajaril entonando la serenata huasteca.

Al día siguiente, oimos al camarero del bar del hotel comentar que un tipo con linterna le había impedido hacer la foto de su vida a un cárabo en celo. Mi chico se identificó como el loco de la linterna y le ofreció copia de las fotos que el hombre aceptó encantado.

Pero estaba visto que se nos había despertado un atractivo pajaril cosa desmedida porque en esos mismos días que andábamos trajinando fuera de horario, cuando nos disponíamos a coger el coche encontramos una urraca posada en el cristal delantero.

La pájara nos saludó muy amable, pico arriba, pico abajo, aleteo coqueto, pero no se movió del lugar. Mi chico da al motor de arranque lo que pareció complacer a la pájara.

Pone el coche en marcha y la urraca, muy educada, deja libre el cristal delantero y se posa en el retrovisor. Yo me pongo ciega a hacer fotos y la muy coqueta mueve el ala como cualquier top model.

Así, más de un cuarto de hora. Nos bajamos del coche y la pájara como de la familia.

Hasta que decidimos seguir ruta. La pájara, imperturbable. Al salir a la carretera, los coches hacían señales advirtiéndonos de que llevábamos un pájaro en el retrovisor. Hasta que al tomar más velocidad, la urraca emprendió el vuelo y nos abandonó.

- En la ciudad no pasan estas cosas, le comento a mi chico.

Pero mira por donde, llegamos a casa y encontramos a la gata mirando con ojos cazadores a una paloma insensata que tontea con el peligro en la barandilla de la terraza.

La salva que la gata tiene una edad. Como nosotros.

11 comentarios:

Ellyllon dijo...

No sé cómo es un cárabo ni cómo es su canto.

Si acaso llego a lechuza, cuervo y paloma. Ah! y a Piolín!
jajajajaajajajaajajajaja

Cada día me sorprendes más, bonica!

Y tu gata sabía que no podía llegar a la paloma??? yo creo que no ha agotado sus 7 vidas e igual si la dejabas lo intentaba.

Un besazo y que tengas mañana un buen día.
Elly

Valdomicer dijo...

¿Cómo andáis persiguiendo pájaros, si son ellos los que os persiguen a vosotros?
Enhorabuena, no es fácil conseguir esas fotos.


Tomás Gómez: Negocio total.
Hace quince días nadie había oído hablar de él y hoy tiene página en la wikipedia.
¡Ahí es ná!

Pilar dijo...

Menos mal que hay foto porque me has ahorrado el viaje al google para buscar al bicho.

La gracia de Guerra, pues eso, de Guerra.

Besos

Cruela dijo...

Oye he aprendido una nueva palabra, cárabo...
Qué mágico no?¿ que los pájaros se vean atraídos por vosotros...
Será porque no los tienes en la cabeza...
En cuánto a Trini y Tomás... jatetu que he llegado a un punto que me da igual... además no los podré ni votar.. total soy extranjera
Besos

Tita dijo...

De las primarias, ni hablamos. Si hablamos de tirón, aunque sea hacia el lado oscuro...la espe gana por goleada al Gómez ¡vayaaa!

Oye, que con los pájaros no dejaba de pensar en la Milana bonita de los santos inocentes...¡qué cosas!

La primera Milana del Azarías era un cárabo, y la segunda, si mal no recuerdo ¿una urraca también?


Unas fotos chulísimas, tu chico, ¡vaya cara de bueno! y la del retrovisor...genial

Abrazos

Uma dijo...

que fuerte!! mra que soy de pueblo y jamá habria identificado un carabo ni una urraca...(la paloma si pero por poco no creas!!)
me llama la atención lo temático del viaje...es muy curioso ¿no? tanto pajaro!!
besos

ODRY dijo...

Será en tú barrio guapa, que yo tenía un vecino que tenía un mini-zoo en el patio de su casa y la Urraca me pedía todas las mañanas a las 7:00 en punto que la pusiera música, de diario ibamos bien, eso sí los fines de semana, me acordaba de todos sus ascenstros.

Un besazo guapa y muy bien documentado, ja ja ja

Rhiannon dijo...

Uy, muchísimo más interesante hablar de las aves que de las primarias, dónde va a parar...

Bonitas fotos.

La de la tiza dijo...

Elly: pero vamos a ver, hermosa, ¿tú no has leído a Delibes? Pues ahí los tienes a cientos. Sobre el canto, es difícil que te hagas idea si te digo que hacen algo así como cucurucu, cucu...
En cuanto a mi gata, ha agotado por lo menos tres vidas: sobrevivió a muy malos tratos de los anteriores propietarios que, finalmente, la abandonaron en la carretera. Ya en casa, procedente de una protectora de animales, una vez se tiró por la ventana de un segundo piso y otra se cayó de un tercero. Y ahora porque está viejita pero más de una paloma ha fenecido en sus garras, que no sé cómo se acercan a la barandilla, las muy bobas.
Valdo: le traslado a mi chico tu felicitación por las fotos.
Pilar: esas gracias tienen muy poca idem.

La de la tiza dijo...

Crue: Mi chico es el que tiene mano con los bichos, que lo que es yo... Y eso de que no tenemos pájaros en la cabeza es mucho decir, creo yo.
Tita: menos mal, una que lee a Delibes.
Uma: no sólo pájaros, nena, todo tipo de bichos. Ya iré contando.
Odry: a mí me pasa parecido pero sin bichos, el vecindario de medio mundo viene directamente a dar la serenata debajo de mi terraza. Cagüenla.
Rhiannon: guapa, muchísimo más, sin comparación posible.

BET dijo...

De las primarias mejor las dejamos a parte.

En cuanto a las aves, que cúmulo de casualidades y que fotos mas conseguidas ! confieso que a mi también se me hubiera enganchado el dedo, imagino que disfrutasteis como enanos.